miércoles, 3 de marzo de 2010

Dreamland

Voy a hacer confesiones personales. Básicamente me considero una persona que se hace adicta fácilmente a los placeres de la vida; no será necesario mencionarlos, ustedes se imaginarán cuáles. Pero dentro de ellos, uno ha estado cobrando fuerza de manera casi alarmante. No tienen idea de lo placentero que es subirte a tu Bici, andar por la ciudad, y sentir esa sensación de libertad inigualable. De anarquía total debido a la falta de reglas para los ciclistas y la extravagancia que ahora es -y espero que no por mucho tiempo- ir en Bici sin la concepción de hacer deporte. Todo eso, aunado a la tremenda adrenalina secretada, si es que vas haciendo irresponsabilidades por toda la ciudad. Eso no se los recomiendo, porque en verdad es peligroso. ¡No puedo con la sensación!
Inténtenlo un día.


2 comentarios:

Christa dijo...

Niza, me encanta tiros reflexión también.
--
Nice, I love reflection shots too.

Mexico Cycle Chic dijo...

Thank you Christa.
Mikael is coming to town. I'm meeting him.